viernes, 28 de agosto de 2009

A veces le tengo un poco de espanto a tus fantasmas, me parecen grandes y temerosos, digo a veces eh, porque otras parecen fantasmitas nostálgicos de una novela de amor. Pero tus fantasmas también me acechan, por más que sean tuyos con todo derecho y contraderecho.



(En verdad ya escribí algo similar a esto, más extenso, pero bah)

2 comentarios:

ML dijo...

qué lindo :)
me gusta cómo escribís
un beso grande!

Pastelito de Sugus Verde dijo...

=)