jueves, 12 de marzo de 2009

La otra vez, el...lunes?, pude finalmente inscribirme bien en la facu. Finalmente!.

A las 5 comienzan a atender a los ingresantes, así que fui a las 4.30 para hacer la cola. Cuando llegué, sólo había un chico en la fila, uno que era amigo de Luli y que con Romi le encontramos un claro parecido a Frodo, tanto por sus rulos y su cara como por sus pies velludos -bueno, no lo sabemos; suponemos!-.
Y sí, fue una espera de media hora, pero me atendieron en cinco minutos.

Durante esa espera, estuve leyendo un libro que hace rato quería comenzar; y como tengo tantas cosas que me distraen en casa -computadora, porcelana fría, televisión, pinturitas- nunca podía avanzar mucho.
En esa media hora, me comí unos copados capítulos, en realidad, es un formato de 'cartas'.

A continuación, las partes destacadas que me gustaría compartir con ustedes:



"He hecho toda clase de conocimientos, pero todavía no he encontrado compañía. No sé qué puedo tener de particular para los demás: muchos quieren que sea de los suyos, y se cuelgan de mí; y me duele que nuestro camino sea sólo el mismo por un buen trecho. Si me preguntas cómo es aquí la gente, tengo que decirte: como en todas partes. El Género humano es una cosa uniforme. La mayor parte de ellos pasan la mayor parte del tiempo trabajando para vivir, y lo poco que les queda de libertad les da tanta angustia, que buscan todos los medios para librarse de ella. ¡Oh, condición del hombre!"


"Ya se les ha ocurrido a muchos que la vida del hombre es sólo un sueño, y también a mí me invade esta sensación. Cuando veo la limitación en que están encerradas las fuerzas activas e investigadoras del hombre; cuando veo cómo toda actividad se disipa en procurar saciar las necesidades, que a su vez no tienen ninguna finalidad sino alargar nuestra pobre existencia; y además, que toda la satisfacción que se puede hallar sobre ciertos puntos de lo que tanto se persigue es sólo una resignación soñadora, pintando con formas policromas y perspectivas iluminadas los muros entre los que estamos prisioneros ..."


Me da paja seguir tipeando.
Son fragmentos de "Los sufrimientos del joven Werther", de Johann Goethe.


Últimamente ando muy feliz, sé que les gusta saber eso :).

Nos vemos!.

4 comentarios:

Andrés dijo...

Que copado este goethe! Lo escuché nombrar en el lobo estepario. Librazo! de paso te digo.
Suerte :)

Maruh dijo...

ah, cierto!

lo lei, si ;) de hermann hesse

seee you andres♥

Libélula pirilinplipluna dijo...

me acuerdo de ese libro :) en la epoca de leer a algunos rusos


te ayudo a inscribirte hernan? y te juuro parece q trajo a toda una comarca ese frodo U.U

besos

Libélula pirilinplipluna dijo...

ah me gusta esto de entrar y que aparezcan nuevos post, revitaliza
:)